lunes, 28 de abril de 2014

El Último Soldadito de Plomo (cuento)


Joe, el último de los suyos

Joe era el último soldadito de plomo que quedaba en la vitrina del salón de los Andrew. Su hijo, hoy un muchacho de veintiún años, se había marchado a la Universidad, lo que había reducido prácticamente a cero las esperanzas de Joe. 

Joe había visto como sus "hermanos" habían partido antes que él. Incluso se rumoreaba que el que le precedía, se había enamorado de una pastorcita de porcelana, y que en su huida de la mansión, habían caído en las zarpas del fofo y maloliente gato de la familia, para acabar dando con sus pequeños cuerpecitos en las brasas de la chimenea, donde los hallaron fundidos en un abrazo que sorprendió a propios y extraños.

Sin embargo, Joe era miedoso y carecía de la valentía de la que andaban sobrados sus compañeros. Con sólo atisbar el suelo desde su estantería, se estremecía de pánico. No obstante, era consciente de que ya nada le ataba a esa casa, donde los días de juegos, batallas y risas habían pasado. "Si pudiera derramar alguna lágrima", se decía. Pero lo único que acumulaba su casaca de un verde gastado eran motas de polvo. 

Pero llegó un día en que se armó de valor y decidió dar el salto, y digo que sí lo dio. Cogió prestada la bici decimonónica de una de las muñecas de la colección de Ruth, la madre de Andrew Jr., que se alojaban en la planta inferior. Y tapándose los oídos, se deslizó como un rayo por un tablón apoyado hasta alcanzar el parquet. Pero no pudo evitar oír las insidiosas voces de las muñecas pronunciar su nombre con una mezcla de deseo y maldad:

Joe, ¿por qué te escapas? Ven a mi, cerca, más cerca. Tendremos una eternidad juntos, sin envejecer, sin esfuerzos. Veremos envejecer a nuestros amos, como ese triste gato pasa a mejor vida, y al final, todo esto que ves, los sofás de skay, las lámparas doradas o incluso la colección de vinilos será nuestro merecido legado. A los relegados y olvidados, Joe..., nuestro único consuelo, Joe...

Joe horrorizado, no pudo evitar pensar en el futuro que le pintaba Mary. Los últimos habitantes de la vieja casa, cuando ya no quedase nadie más. Los únicos testigos silenciosos e inmóviles de una época que cedió ante el tronar de los años y el olvido. 

— ¡No! gritó con todas las fuerzas que le permitieron sus diminutos pulmones. No haréis lo mismo que con mi hermano Henry. Era el más intrépido y audaz de todos nosotros. Se proponía encontrar Light Waters. Creía en un futuro para todos, cuando ya nadie nos quisiera, cuando sólo fuésemos estúpidos ornamentos encerrados en frías vidrieras. Sin embargo, Henry sólo ha sido otra víctima más de un absurdo destino. Se enamoró de aquella triste muñeca, con su sonrisa petrificada, y creyó en sus palabras y término en el fuego concluyó con la voz rota de dolor.

Light Waters era el libro que le leían al pequeño Andrew antes de irse a dormir. A Joe le encantaba arremolinarse bajo las mantas junto a Andrew, mientras la protectora voz de Ruth releía unos de sus pasajes preferidos:

"... Y bajo las alas amigas del Tucán Rojo se halla el corazón del bosque, donde los riachuelos que proceden de las cascadas de luz descansan, derramando sus lágrimas extasiadas por la confrontación con el Sol y devolviendo al bosque su espíritu ante la atenta mirada de miles de ojitos salpijos y húmedos y dulces como sus mismas aguas...".  

Pero de eso hacía ya muchos años, momentos que guardaba en su memoria como su mayor tesoro. Ahora estaba a punto de atravesar la gatera de la puerta de la cocina, cuando sintió como unas pesadas extremidades hicieron temblar la alfombrilla. 

¡Ya estás muy viejo para esto dijo en voz alta, refiriéndose al orondo gato, mientras daba marcha atrás y pedaleaba con fuerzas por el corredor que conducía al vestíbulo. 

Los rayos de luz incidían con fulgor a través de las espesas copas, que inundaban con sus ramales el porche de un fragante verdor a lilas y eucalipto.   

Joe se atrevió finalmente a cruzar el umbral de la cancela al tiempo que los Rosales de unos parterres aledaños parecían inclinarse en un saludo de admiración. Para nuestro aventurero amigo, todo era nuevo: el Sol y la brisa repleta de sabores procedentes de la campiña. Y ante su inocente mirada discurría un estrecho sendero que se perdía entre las sombras y setos hasta encontrarse con un afluente del Río Shannon, la sangre azul de los valles irlandeses.  

"Sólo falta un poco más y ya habré llegado al bosque", se decía. "Me haré un barquito con las cañas de bambú que recoja en la ribera y veré un nuevo anochecer bajo un nuevo techo sembrado de estrellas titilantes, y... Y seré el único superviviente de los míos que se entregó a la deriva del río en busca de un cuento de niños...", murmuró desdichado.

Y tal le fueron las cosas como había estado rumiando en las últimas horas. Y construyó un barquito que llevaba por vela dos tréboles de cuatro hojas, y lo botó al río, y se dejó llevar por su curso mientras la Luna reflejada en sus párpados otorgaban a sus ojos color cielo un tono violáceo.  

Mientras soñaba con el formidable Tucán desplegando sus alas sobre Light Waters, unos chubascos le despertaron. Pronto se vio envuelto en un aguacero que arrastraba con violencia la embarcación hacia unas afiladas rocas. Trató de enderezarla, pero sus vanos intentos nada pudieron contra la tempestad. Se oyó un clac y a continuación fue arrastrado por la bravura de las aguas. Y poco después un click mientras su casaca se enganchaba en las garras de alguna ave. 

Debía de estar amaneciendo, cuando abrió los ojillos arrugados por la humedad. No podía creer lo que veía. Cientos, no, miles de ojos que lo observaban curiosos entre las zarzas, mas un par de ellos lo miraban a lomos de un gran Tucán rojo. 

Irodaila, el Espíritu del Bosque
—Soy Irodaila, el ancestral espíritu del bosque —interrumpió la más bella de las ninfas que hubiera alguien retratado jamás. Y este pájaro, mi fiel guardián, que ve donde no hay, y extrae lo que se oculta tras el cristal, la marejada o el plomo... El bosque, el hayedo, sigue creciendo gracias a sentimientos tan nobles como la valentía, la esperanza, el amor a la propia vida. A menudo detectamos como espíritus traviesos saltaron desde el portal que separa los mundos antes de tiempo, antes de su tiempo, y se aferran a las cosas en su deseo por vivir, de cariño y compañía. Pero no todos logran llamar la atención como lo has hecho tú y regresan de vuelta a la lista y en su orden. Tu corazoncito como un foco alimentado por sueños y brotes por igual es único.

»Ahora, ¡mírate! —le ordenó la dama de cabellos de musgo.

Joe observó con detenimiento sus brazos y piernas desnudas, su color era como el de la piel humana. Y unas gotitas saladas le resbalaban por las mejillas. Saboreó una de ellas con perplejidad y regocijo.

¿Estoy muerto? preguntó.

Estás más vivo que nunca, ahora debes partir. ¡Corre y vuela! Encuentra tu destino.

No muy lejos de Dublín, un hombre no paraba de mirar el reloj que había al fondo de un pasillo de paredes blancas. Daba vueltas sobre sí mismo, devorado por la ansiedad. Entonces un grito de mujer ensordeció la sala y otro hombre con un batín beige, anunció la buena nueva.

Es un niño, fuerte y sano. Pase a conocer a su hijo. 

Su esposa mecía entre sus brazos a un dulce bebé de ojos color de cielo. Enseguida comprendió que llamarían al niño Joe, como su padre, como su abuelo.
 
FIN
 
Juan M Lozano Gago (c) Todos los derechos reservados
 

 
The Everly Brothers - All I Have To Do Is Dream
 

48 comentarios:

  1. Hermoso cuento, Juan. Y una gran moraleja, si no te mueves, si permaneces estático se te va la vida y jamás habrá un nuevo amanecer ( bueno no me hagas caso, yo siempre saco mi propia lectura , divagando)

    Feliz noche que sea hermosa como un cuento !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María, así sucede, hay que salirse del trocito de mundo que habitamos, para darnos cuenta de que el mundo es mucho más grande y que queda mucho aún por descubrir, jeje,

      un abrazo y que tengas felices sueños! :)

      Eliminar
  2. Todos hemos jugado y añorado, tal vez, aquellos "soldaditos de plomo" que mencionas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Rafael, todo un símbolo de la niñez, y a los que recordé en este cuento.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. amigo estrella, que cuento más mágico, me ha gustado mucho esa magia con la que describes al soldadito … muy buen cuento, para leer y releer :D xoxo Eliz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Eliz, mi hermana me ha comentado lo mismo, le encanta la manera en la que me refería al soldadito, jeje,

      un abrazo, amiga :)

      Eliminar
  4. !Hola,Juan!

    La dieron un alma humana porque tenia todos los sentimientos y virtudes de las que solo un ser humano es capaz de tener.Le premiaron con la vida por estar vivo.

    Es maravilloso,me he emocionado cuando Irodaila le habla de sus valores y bondades.Un esplendido cuento,una música perfecta para acompañarlo.

    Muchas gracias por tu visita a mi humilde espacio.Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cristal, ésa es la esencia de este cuento, el soldadito estaba más vivo que muchos otros y su premio fue renacer como humano,

      muchas gracias por tu comentario,
      besos y feliz semana.

      Eliminar
  5. Muy tierno, tiene sabor a fábula, el amor a la vida puede ser fuerte, lo he disfrutado Juan, abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alejandra, creo que el amor a la vida nos sirve para superar los obstáculos con optimismo :)

      muchas gracias y un abrazo

      Eliminar
  6. Reminiscencias de una niñes,pura y fantaciosa.........Quizas cosasque se necesitan
    en estos tiempos,romanticismo melancolico,de otra epoca y bello,tierno y profundo
    ...........se agradece.................................Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gabriel, muy de acuerdo con tus palabras, ecos de una niñez fantasiosa que de vez en cuando conviene traer a colación,

      muchas gracias y feliz semana

      Eliminar
  7. Hola Sr.Juan:

    Hermoso cuento,cuando la bella ninfa interrumpió, me encanto!!
    Un honor poder leer sus letras!

    Saludos cálidos desde Tarragona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Elisa,

      la parte de la ninfa también es una de las que más disfruté al escribir el cuento, es como imaginar que siempre hay algo o alguien siguiendo nuestros pasos, y que vela por nuestro bien,

      un abrazo desde tierras cálidas, estamos a 30º hoy, jeje :D

      Eliminar
  8. felicitaciones Juan,
    la narración corre segura y a buen ritmo
    sus personajes son identificables y cercanos

    abrazos y buena jornada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Elisa, me imaginé a ese soldadito queriendo conocer mundo, jeje :D

      muchas gracias,
      un abrazo y que pases una buena tarde

      Eliminar
  9. Un bonito cuento que encierra una gran lección de vida :)
    Abrazos amigo Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Hammer, una lección que vino a recordarnos nuestro amigo el soldadito :)
      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  10. me transporté a lejanos tiempos donde los soldados de plomo hacían la guerra y yo tenía la inocencia de la paz
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una época de inocencia donde lo único que cabía imaginar era la paz entre juegos de guerra,
      un abrazo

      Eliminar
  11. Con este cuento me transportaste a la niñez Juan, un cuento mágico y muy bello.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Hola, María, me alegro de que os haya transportado aunque sea por un rato a tiempos más amables, donde el reloj se hacía eterno,
    un beso.

    ResponderEliminar
  13. amiguito! acabo de leer esta belleza de cuento … que cosa más hermosa has hecho Juan, un verdadero lujo poder disfrutar de tus relatos love and rockets Abril

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Abril, estuve pensando un día en los soldaditos de plomo e imagine como sería para el último que quedase, ya olvidado en una vieja vitrina,

      muchas gracias,
      love & rockets, Juan :)

      Eliminar
  14. Me ha sorprendido! Y que lejos quedan los soldados de plomo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tovarish, yo en realidad nunca tuve ningún soldado de plomo, jeje, pero si que los recuerdo de los dibujos animados,

      gracias y un saludo

      Eliminar
  15. Gracias por dejar tu huella, amigo!!!

    ResponderEliminar
  16. Hola Juan!!!!

    Llenaste de magia el cuento con ese barquito que llevaba por velas dos tréboles de cuatro hojas, cómo me ha gustado ese instante. Pero, el final, ayyy el final de tu hermoso relato me ha emocionado como no imaginas.

    ¡¡QUÉ BONITOOOOOOOOOOOO!!!

    Besos y siempre un placer perderme en tus letras.

    ResponderEliminar
  17. Juan !! uuffff gracias !!! de verdad viajé a mi niñez...... por cierto muy bien logrado me encantó!!! ellos eran mis héroes, pero si debemos ir mas allá y no encerrarnos dejas aqui un gran mensaje !!! , me encantó!!!, besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  18. El principio me recuerda a Toy Story 3 y la referencia al cuento tradicional, aunque casi parece obligada, no deja de invitar a la sonrisa. Se me hace tierna y graciosa la imagen mental del soltadito pedaleando con todas sus fuerzas huyendo del gato.

    Y un final muy bonito para un cuento sencillo pero lindo =)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Me has llenado de magia, sueños y de infancia feliz de soldaditos de plomo. Me ha encantado Juan.

    ResponderEliminar
  20. Qué hermosura de cuento. Una narración vívida y fantástica, tanto para niños como para adultos. El inmovilismo cercena las alas y los sueños, la intrepidez y la valentía los hacen posible. Demás está decir que está estupendamente escrito. Me ha gustado una barbaridad, empiezas como el Soldadito de plomo y terminas como Pinocho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Um abraço bem forte, bem verdadeiro,
    abraço longo, cheio de sentimento.
    Venho deixar meu abraço pelo dia do abraço
    com muito carinho.
    Evanir.

    ResponderEliminar
  22. Amigo, qué ternura!!! Considérame una seguidora del "Faro..." Beso...BETT
    casadoresdesensaciones.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  23. Uno no siempre esta donde quiere,
    no tiene tiempo para todo,
    no puede físicamente teletransportarse...

    pero el equipo de acompáñame siempre se acuerda de ti, ahora llega el verano y queremos darte un premio, ¿lo aceptas? ven a recogerlo.

    Puedes borrar el comentario pero el enlace no es por spam, es para que lo encuentres jejeje, salen muchos post diarios y se perderá entre ellos, lo importante es que vengas, te esperamos.

    http://podemos-juntos.blogspot.com.es/2014/07/premio-veraniego.html

    ResponderEliminar
  24. Bontia y tierna historia, llena de sentimientos y ternura. Nunca perdamos es@ niñ@ que llevamos dentro a pesar de la madurez que vamos adquiriendo.

    un saludo
    Rosa

    ResponderEliminar
  25. ░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░
    ╔═╦══╗░░░░╔═══╗▄█▄░▄█▄
    ║░║┌▄╚═▄░╔╝▌░╗▐███████
    ╚═╝└┘╚═╣░╚╗░░╝║▀█████▀
    ░░░░╔══╝░░╠═╝░║░░▀█▀░░....★MaRiBeL★

    ResponderEliminar
  26. Creo que primero debo felicitarte por la idea de la recreación y lo que es más importante ¿Qué sucede cuando se acaban los cuentos?

    Hace algún tiempo me dejaste tu presencia bloguera en mis seguidores. Entonces yo tenía muy poco tiempoy suponía que quien no me dejaba directamente un comentario era que no tenía ningún interés en mis publicaciones. Los tiempos y los modos sociales cambian, ya veo que en el mundo bloguero, también.

    No siempre dispongo del tiempo necesario para atender los temas y las visitas y estas es otra de las razones de no haber correspondido a tu visita. Espero que sepas perdonármelo.

    Ah, me gustó mucho la canción y es todo un detalle que figure la letra. Gracias.

    Saludos cordiales. Franziska

    ResponderEliminar
  27. Pasamos a saludarte, a dejarte un besazo enorme y a invitarte a participar en nuestro reto de halloween, queremos hacer un libro como hemos realizado otros años y esperamos que tus letras puedan formar parte de sus páginas.

    ♥ . .))(
    ♫ .(ړײ) ♫.
    ♥ .«▓» ♥.
    ♫ ..╝╚.. ♫
    Esperamos que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  28. ╔╔║⌂═╗
    ╠╠║║╔╝
    ║╚╚║╚═
    ╔╗║ ╔╗ ║║ ⌂ ╔╣ ╔╗ ╔╣
    ║║║ ╠╣ ║║ ║ ║║ ╠╣ ║║
    ║╚╝ ║║ ╚╝ ║ ╚╝ ║║ ╚╝
    ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊★
    ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊☆
    ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊♥
    ┊ ┊ ┊ ┊ ┊ ┊♡
    ┊ ┊ ┊ ┊ ┊★
    ┊ ┊ ┊ ┊☆
    ┊ ┊ ┊♥
    ┊ ┊♡
    ┊★
    ☆ MaRiBeL☆

    ResponderEliminar

  29. En este mes tan hermoso te deseo mucho amor
    Y abundante paz muy dentro de tu corazón.
    Un abrazo cálido !!!
    De Tu amiga
    ★∵☆.◢◣    ◢◣ . ☆∵★
       ◢■■◣  ◢■■◣
      ◢■■■■■■■■■◣
      ◥■■■■■■■■■◤
       ◥■■■■■■■◤ 
        ◥■■■■■◤
         ◥■■■◤    
          ◥■◤
           ▼VICTORIA
             \  
              \
               \
                \
                 \
                  \       
                   \ ●
                    /i\
                    /\

    ResponderEliminar
  30. Un cuento precioso y lleno de ternura con final feliz. Me ha encantado
    Abrazos

    ResponderEliminar
  31. Un cuento muy lindo me ha alegrado el alma...un final precioso, besitos y abrazos <3

    ResponderEliminar
  32. Me gusto mucho, la manera como lo escribes y el final tan inesperado...a demas de contar con muchos mensajes interesantes como el de la valentia o el renacer...gracias por compartir!
    saludos,

    ResponderEliminar
  33. ────────────────────────────────────────
    ────────────────────────────────────────
    ───────────████──███────────────────────
    ──────────█████─████────────────────────
    ────────███───███───████──███───────────
    ────────███───███───██████████──────────
    ────────███─────███───████──██──────────
    ─────────████───████───███──██──────────
    ──────────███─────██────██──██──────────
    ──────██████████────██──██──██──────────
    ─────████████████───██──██──██──────────
    ────███────────███──██──██──██──────────
    ────███─████───███──██──██──██──────────
    ───████─█████───██──██──██──██──────────
    ───██████───██──────██──────██──────────
    ─████████───██──────██─────███──────────
    ─██────██───██─────────────███──────────
    ─██─────███─██─────────────███──────────
    ─████───██████─────────────███──────────
    ───██───█████──────────────███──────────
    ────███──███───────────────███──────────
    ────███────────────────────███──────────
    ────███───────────────────███───────────
    ─────████────────────────███────────────
    ──────███────────────────███────────────
    ────────███─────────────███─────────────
    ────────████────────────██──────────────
    ──────────███───────────██──────────────
    ──────────████████████████──────────────
    ──────────████████████████──────────────
    ────────────────────────────────────────
    ────────────────────────────────────────
    ¡Buen post!★MaRiBeL★

    ResponderEliminar
  34. Me ha parecido encantador. Me pasaré por aquí a menudo. Saludos.

    ResponderEliminar

No olvides dejar tu opinión, si un viento azaroso te condujo hasta aquí,

¡gracias!